Arte

publicidad
28 de octubre de 2011 • 04:35

San Judas Tadeo, la fe en San Hipólito cada 28 de octubre

San Judas Tadeo.
Foto: Terra Networks México S.A. de C.V.

MÉXICO. Judas Tadeo fue uno de los 12 apóstoles de Jesucristo. Su nombre significa 'alabanzas sean dadas a Dios'. Y vaya que lo es. Para miles de mexicanos, San Judas Tadeo es una alabanza a la fe y un roble que sostiene a los desprotegidos.



No cabe duda, San Judas Tadeo es la esperanza viva.



La iglesia de San Hipólito es el escenario principal para mover el corazón de miles de fieles. No por nada, todos los 28 de octubre los carriles laterales de avenida Paseo de la Reforma son cerrados desde Violeta hasta Hidalgo, en dirección al Poniente.



En este lugar se encuentra el Templo de San Hipólito, la sede principal de las celebraciones de San Judas Tadeo.



HISTORIA DE SAN JUDAS TADEO

Judas Tadeo fue uno de los 12 apóstoles de Jesucristo. En la tradición católica se le venera como el santo de los casos difíciles y desesperados, su festividad es el 28 de octubre, aunque el 28 de cada mes también es su día.



Debido a que México tiene una particular devoción por San Judas Tadeo, el templo de San Hipólito, patrono de la ciudad desde la época novohispana, fue cambiado en advocación a San Judas Tadeo.



HISTORIA DEL TEMPLO DE SAN HIPÓLITO

Localizado en el cruce del Paseo de la Reforma y Avenida Hidalgo, el Templo de San Hipólito es un sitio de gran trascendencia histórica y cultural y uno de los centros de peregrinaje religioso más importantes de la ciudad de México.



Se construyó en el sitio donde los españoles sufrieron el mayor número de muertes registradas durante la Batalla de la Noche Triste, el 1 de julio de 1521, cuando los aztecas infligieron una de las principales derrotas militares a las tropas españolas. Los sobrevivientes huyeron por la Calzada de Tacuba (hoy Puente de Alvarado) hasta refugiarse en un sitio conocido como el 'Árbol de la Noche Triste' localizado a 4 kilómetros al poniente.



Luego de la conquista de Tenochtitlan, en el espacio que actualmente ocupa el Templo de San Hipólito, se mandó edificar una ermita que conmemorara a los muertos en la batalla, e inició en 1559 la edificación de un templo de mayor tamaño dentro de un conjunto que incluiría también un hospicio destinado a la atención a enfermos mentales.







Si acudiste a algún museo o exposición y te gustaría comentar qué te pareció, entonces envía tu aportación a TÚ, REPORTERO y lo publicamos.


Sigue a Terra Noticias en tu móvil: m.terra.com.mx


Sigue también en tu tablet a Terra Noticias: tablet.terra.com.mx

Terra